Manises 27/06/2017 








LA COLUMNA DE OPINIÓN DE:
Inma Campos
inmacampos60@gmail.com

Publicado en fecha:  19/12/2016
  QUERIDOS REYES MAGOS

Queridos Reyes Magos:

Otro año más… Otra Navidad… Luces y adornos que marcan esos días mágicos. El siempre esperado anuncio de la Lotería y el de El Almendro con su tradicional y hoy tan actual “vuelve a casa por Navidad” que nos van sacando los sentimientos a flor de piel. Esas fechas tan queridas por unos, tan temidas por otros.

Y los recuerdos se agolpan en mi cabeza. El olor de la sopa de Navidad, las figuras del Belén, la cola de las estrenas, los que ocuparon un hueco en la mesa y ya no están con nosotros, los villancicos de la sobremesa, los regalos hechos con lo que había, sentarte a la mesa con todos los que amas, el árbol con sus luces y su espumillón, los besos y abrazos sinceros… Esas eran mis Navidades. Una época del año de las más felices para mí. Y luego la carta a los Reyes Magos.

Nunca os he pedido mucho. Siempre era consciente de que cuando llegabais a mi barrio los regalos habían menguado, aunque nunca me faltó esa sorpresa del día de Reyes, cuando mi padre abría la puerta a ese mundo mágico y siempre había algo con mi nombre, un tesoro, aunque estuviera hecho con cuatro retales. Ahí aprendí el valor de las cosas hechas con cariño, más valiosas que cualquier otro caro regalo.

Pero este año solo quiero pediros una cosa: MEMORIA.

Memoria para no olvidar a todos aquellos que estos días señalados no tienen qué comer. Para recordar que algunas mesas estarán llenas de gente cuya única familia será algún cuidador o alguna voluntaria.

Memoria para no olvidarme de tantos y tantos refugiados para los que también llega la Navidad. Miles de personas que estarán pasando frío, hambre, enfermedad y penurias. Gente como vosotros y como yo, que ha tenido la mala suerte de vivir en un país en guerra, que ha sufrido viendo cómo perdía su casa, su trabajo, su vida y a su familia. Gente que vive en casas de papel, hacinados en campos sin condiciones, y que la falta de imágenes por televisión, porque ya no es noticia, nos hace olvidarnos de semejante tragedia.

Memoria para recordar a los que se sienten abandonados y necesitan que alguien se convierta en sus manos o en sus piernas, en su voz o en su guía.

Memoria para no olvidar a los que lucharon por dejarnos un país mejor, los que conquistaron derechos y libertados para nosotros jugándose la vida, esos derechos que vemos impávidos cómo van menguando.

Memoria para no olvidar a los maestros y profesores que nos ayudaron a ser quien somos, nos enseñaron, nos educaron con paciencia y dejaron una huella importante en todos nosotros.

Memoria para tener presentes a los abuelos que nos malcriaban y nos querían con locura, que nos hacían nuestra comida favorita y nos leían cuentos. A los que vimos envejecer y tuvimos que cuidar como ellos nos cuidaron a nosotros.

Memoria para recordar cada día a los que están fuera. Los que han tenido que dejar su familia, sus raíces, sus amigos y sus sueños y están en un país extranjero. Y que en estas fechas llevan la nostalgia en los bolsillos y la tristeza prendida en el corazón porque muchos no pueden volver a casa.

Memoria para no olvidar a tantos niños que viven hoy en riesgo de exclusión social y por debajo del umbral de la pobreza. Y de esas madres y esos padres que multiplicarán sus manos, su esfuerzo y su cariño para que sus hijos puedan tener una Navidad como se merecen y que esto sea tan solo un mal sueño.

Memoria para estar con aquellos que pasan estas fiestas en un lugar ajeno, rescatando a la gente del mar y de la muerte, con la solidaridad por bandera, y que no necesitan lujos ni grandes comidas porque la Navidad está dentro de ellos.

Memoria para acordarme siempre de esas personas que cuidan de nosotros día y noche, en días normales y en fiestas señaladas, aquellos que un día decidieron dedicar su vida a ayudar a los demás, ellos y ellas, médicos, enfermeras, celadores, bomberos, voluntarios, policías, etc.

Memoria para recordar a esas niñas y mujeres que algún desalmado trajo a nuestro país engañándolas y que viven prisioneras de sus sueños de futuro y ven con tristeza cómo cada vez están más lejos de los suyos. Porque para ellas también llega la Navidad.

Memoria para no olvidarme de la gente que quiero. Para decirles cada día lo importantes que son para mí, para darles las gracias por acompañarme en el camino de la vida, por quererme como soy, por darme fuerzas cuando no las tenía, por estar a mi lado siempre sin condiciones.

Y acabaría con el típico “Y lo que vosotros queráis” pero estoy segura de que queréis lo mismo que yo, un mundo mejor, más sano, más justo y más solidario.

Inma Campos
 




[ Volver a la página principal ]
Arroz de colores


Portal de Manises, Noticias de interés sobre Manises, Empresas y comercios de Manises, Comprar en Manises, Foro de cerámica, Farmacias en Manises, Foro de opinión, Tablón de anuncios.
Copyright © Serco ALERCE-- Aviso legal - Mapa Web infoalerce@manises.com